SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

lunes, 11 de abril de 2011



El Gran Maestro y el Guardián se dividían la administración de un monasterio Zen.
Cierto día, el Guardián murió, y fue preciso sustituirlo.

El Gran Maestro reunió a todos los discípulos para escoger quién tendría la honra de trabajar directamente a su lado.

- Voy a presentarles un problema -dijo el Gran Maestro- y aquél que lo resuelva primero, será el nuevo guardián del Templo.

Terminado su corto discurso, colocó un banquito en el centro de la sala. Encima estaba un florero de porcelana carísimo, con una rosa roja que lo decoraba.

- Éste es el problema -dice el Gran Maestro -resuélvanlo-.

Los discípulos contemplaron perplejos el "problema", por lo que veían los diseños sofisticados y raros de la porcelana, la frescura y la elegancia de la flor. ¿Qué representaba aquello?
¿Qué hacer? ¿Cuál sería el enigma?


Pasó el tiempo sin que nadie atinase a hacer nada salvo contemplar el "problema", hasta que uno de los discípulos se levantó, miró al maestro y a los alumnos, caminó resolutamente hasta el florero y lo tiró al suelo, destruyéndolo.

- ¡¡¡ Al fin alguien que lo hizo !!! - exclamó el Gran Maestro-
Empezaba a dudar de la formación que les hemos dado en todos estos años , Usted es el nuevo guardián.

Al volver a su lugar el alumno, el Gran Maestro explicó:

- Yo fui bien claro: dije que ustedes estaban delante de un "problema". No importa cuán bello y fascinante sea un problema, tiene que ser eliminado.
Un problema es un problema; puede ser un florero de porcelana muy caro, un lindo amor que ya no tiene sentido, un camino que precisa ser abandonado, por más que insistimos en recorrerlo porque nos trae comodidad... "Solo existe una manera de lidiar con un problema": atacándolo de frente.
En estas horas, no se puede tener piedad, ni ser tentado por el lado fascinante que cualquier conflicto acarrea consigo.

Recuerda que un problema, es un problema.

No tiene caso tratar de "acomodarlo" y darle vueltas, si al fin y al cabo ya no es otra cosa más que "UN PROBLEMA".
Déjalo, hazlo a un lado y continúa tu misión.
No huyas de él... No lo escondas ...

¡ Acaba con él.!

Autor: desconocido.

Mar te dice al oído:
A veces los problemas grandes o pequeños
no dejan pasar la luz...
Quizás le damos demasiadas vueltas a
nuestros problemas cuando realmente la
solucion es acabar con ellos de una u otra manera.

No dejes que los problemas envuelvan toda tu vida
ve rompiendo la tela de araña, y notaras como el problema
va saliendo, no disfraces los problemas,acaba con ellos.


9 comentarios:

Kike dijo...

Cuanto aprendemos de tus post, Mar.
Que útiles que son.
Este me recuerda una cita de
Paulo Coelho que dijo;
"Cuando atrasamos la cosecha, los frutos se pudren, pero cuando atrasamos los problemas, no paran de crecer".

Gracias
Que pases una linda semana.
Un beso.

Steki dijo...

Mucha razón, Mar. A los problemas hay que tomarlos por las astas y enfrentarlos hasta terminar con ellos. Y luego, soltarlos.
Muy interesante tu escrito lleno de enseñanzas.
Un beso grande y feliz semana.

jairo F.Quindós dijo...

mar como siempre un post de sabiduria, la verdad que no existen los problemas, pues un problema es todo aquello que podemos resolver, saludos desde mis mundos

escuchando palabras dijo...

Totalmente de acuerdo, no pongamos mas obstaculos, hagamos frente al problema, besitos

Mistral dijo...

Eres una ayuda por tu sabiduría.

Gracias Mar

Un verdadero placer.

Estela dijo...

Un buen pensamiento... rompamos todas esas telas de arañas... un beso MUAKKK...!!!

oscar alberto dijo...

Hola Mar; tal cual, los problemas son problemas cuando les ponemos esa etiqueta..

besitos
Oscar

Luismi dijo...

qué grandísima lección, qué gran sabiduría la del maestro :)

Nerea dijo...

Cierto, lo mejor con los problemas es hacerles frente directamente y solucionarlos.

 
Abril 2008 | Diseñado por anita