SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

miércoles, 25 de agosto de 2010



Caminaba distraídamente por el camino y de pronto lo vio. Allí estaba el imponente espejo de mano, al costado del sendero, como esperándolo.
Se acercó, lo alzó, y se miró en él.
Se vio bien.

No se vio tan joven, pero los años habían sido bastante bondadosos con él. Sin embargo, había algo desagradable en la imagen de si mismo. Cierta rigidez en los gestos lo conectaba con los aspectos más agrios de la propia historia:
La bronca. El desprecio. La agresión. Al abandono. La soledad.
Sintió la tentación de llevárselo, pero rápidamente desechó esa idea. Ya había bastantes cosas desagradables en el planeta para cargar con otra más. Decidió irse y olvidar para siempre ese camino y ese espejo insolente. Camino por horas tratando de vencer la tentación de volver atrás hacia el espejo. Ese misterioso objeto lo atraía como los imanes atraen a los metales.
Resistió y aceleró el paso.
Tarareaba canciones infantiles para no pensar en esa imagen horrible de sí mismo.

Corriendo llegó a la casa donde había vivido desde siempre, se metió vestido en la cama y se tapó la cabeza con las sábanas. Ya no veía el exterior, ni el sendero, ni el espejo, ni la imagen de él mismo reflejada en él; pero no podía evitar la memoria de esa imagen:
La del resentimiento. La del dolor. La de la soledad. La del desamor. La del miedo. La del menosprecio. Había ciertas cosas indecibles e impensables…
…Pero él sabía donde había empezado todo esto…
Empezó esa tarde, hacía treinta y tantos años…
el niño estaba tendido, llorando frente al lago el dolor del maltrato de los otros. Esa tarde el niño decidió borrar para siempre, la letra del alfabeto. Esa letra.

La letra necesaria para nombrar al otro si está presente. La letra imprescindible para hablarles a los demás, al dirigirles la palabra.
Sin manera de nombrarlos, dejarían de ser deseados…y entonces no habría motivos para sentirlos necesarios…y sin motivo ni forma de invocarlos, se sentía, por fin, libre…

EPILOGO:
Escribiendo sin “U” puedo hablar hasta el cansancio de mí, de lo mío, del yo, de si lo tengo, de si me falta, de lo si me parece…
Hasta puedo escribir de él, de ellos y de los otros.
Pero sin U no puedo hablar de Ustedes, del tu, de lo vuestro. No puedo hablar de lo suyo, de lo tuyo, ni siquiera de lo nuestro.
Así me pasa…. A veces pierdo la U…y dejo de poder hablarte, pensarte, amarte, decirte.

Sin U, yo me quedo pero tú desapareces…
Y sin poder nombrarte Cómo podría disfrutarte?
Si tú no existes, me condeno a ver lo peor de mí mismo reflejándose eternamente, en el mismo mismísimo estúpido espejo.

Autor: desconocido.

Mar te dice al oído:
Sin u no existirian los sueños,
ni UN te quiero
ni UNA esperanza
ni UN deseo
ni UNA ilusion.

Me quedo con lo tuyo,con lo nuestro
y con lo vuestro..con los sueños y las
ilusiones,y con lo mejor de lo tuyo
y lo mejor de lo vuestro..con mi luna,
vuestro eclipse de luna.


9 comentarios:

Lenore dijo...

Al oido te digo que muchas gracias por comentar mi pequeño retrato.
Y que me ha encantado tu cuento sin U, pensaba que no sería posible.


:) Saludos


caminodeduendes.blogspot.com

Ricardo Guadalupe dijo...

Es espectacular el lipograma, el texto al que le falta la "u".

"o" + "u" = Nosotros

Yo + Tú = "o" x 3

Bueno, matemáticas aparte, ha sido un placer descubrir tu universo. Este blog tiene el sentimiento a flor de piel.

Un abrazo

Nerea dijo...

Es cierto, no habia ninguna U hasta el final. Y es verdad que sin esa letra, no podemos nombrar a los demas: tu, ustedes, nuestro, vuestro... los otros son a veces el espejo en que nos reflejamos. Pero ese reflejo depende tambien mucho de lo que en el proyectemos de nosotros mismos. Genial relato.

elvira carvalho dijo...

Dá que pensar. Como uma simples letra pode ser tão importante em nossa vida.
Um abraço e tUdo de bom

Kike dijo...

Humano, humilde, útil,
Muy bueno, un lujo fue descubrirte.
Saludos

Simone B dijo...

Ufff Mar, que maravilla de relato..escuchando la música de tu blog me he metido en la historia que me ha parecido un cuento maravilloso pero muy triste.

Enlazo esta entrada en Facebook porque me ha parecido maravillosa.

Muchos besos preciosa ;)

eclipse de luna dijo...

LENORE:

Gracias a ti por venir hasta mi eclipse, un placer tenerte por aqui.

RICARDO GUADALUPE:

Gracias ricardo, el placer es mio al saber que gusta mi trabajo,aqui siempre tendras un rinconcito entre las estrellas.

NEREA:

Asi de cierto la U engloba todo lo mejor...

ELVIRA:

Habra que pensarse no prescindir de ella no crees?...graciaa por venir.

KIKE:

Gracias, palabras asi me emocionan.

SIMONE B:

Me alegro te haya gustado tanto el post como la musica (para esta ultima siempre soy muy selectiva,me gusta buscar versiones de grandes canciones que pasan desapercibidas).
Y gracias por compartirlo en tu face.

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento (animes,peliculas,etc ).Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos

JLezama dijo...

Hermoso, sentido, real... ¿como perdemos a veces la "U"? se la come la "O" de Yo, de MíO... gracias por hacerme recordar que una sola letra puede cambiar mi rostro en el espejo de la vida...

Un gran abrazo.

 
Abril 2008 | Diseñado por anita