SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

miércoles, 14 de marzo de 2012



Se cuenta que en los años 20 cuando un sabio era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba conducir y sin embargo el coche le resultaba muy cómodo para sus desplazamientos, contrató los servicios de un chofer.

Después de varios días de viaje, El Sabio le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez.

“Si quiere”, le dijo el chofer, “le puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra.”

El Sabio le tomó la palabra y antes de llegar al siguiente lugar, intercambiaron sus ropas y el Sabio se puso al volante. Llegaron a la sala donde se iba a celebran la conferencia y como ninguno de los académicos presentes conocía a este erudito, no se descubrió el engaño.

El chofer expuso la conferencia que había oído a repetir tantas veces a su amo. Al final, un profesor en la audiencia le hizo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cual podía ser la respuesta, sin embargo tuvo un golpe de inspiración y le contesto:

“La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré que mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda”.

Una cosa es inteligencia y otra es sabiduría. Una cosa es astucia, lo cual sin duda tenía este chofer y otra es la Sabiduría.

Mar te dice al oído:

A veces la astucia tiene mucho más valor
que la inteligencia, creo que la inteligencia
te hace sentir más sabio pero la austucia
te hace sentir más inteligente de lo que
realmente puedas ser...


Cita del día:

Jamás persona alguna de humilde estado ha ganado gran poder sólo por medio de la fuerza, pero sí sólo con la astucia

4 comentarios:

Mamen O. dijo...

La moraleja del relato es totalmente cierta. Conozco muchas personas que sin tener una cultura académica, son personas inteligentísimas, con una visión de las cosas fresca y sabia; y tengo que decir que también conozco muchos sabios en lo suyo que no son capaces de tener una idea útil. Afortunadamente así es la vida. La inteligencia está por encima de muchas cosas.
Besos

MIMIL dijo...

Buenísimo... Es verdad que a veces es mejor ser astuto... Aunque yo preferiría ser astuta e inteligente jijiji muackkkk

Nerea dijo...

Hay claras diferencias entre el sabio de verdad, el listillo de libro, y el astuto o picaro. Y este relato las muestra bastante bien.

Lola velasco dijo...

Buenísimo, un acierto. La astucia puede salvarte de situaciones muy comprometidas o peligrosas.
Me ha encantado
¡Un beso!

 
Abril 2008 | Diseñado por anita