SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

martes, 1 de noviembre de 2011



Una serpiente había mordido a tantos habitantes de la aldea que eran muy pocos los que se atrevían a aventurarse en los campos. Pero era tal la santidad del Maestro que se corrió la noticia de que había domesticado a la serpiente y la había convencido de que practicara la disciplina de la no violencia.

Al poco tiempo, los habitantes de la aldea habían descubierto que la serpiente se había hecho inofensiva. De modo que se dedicaban a tirarle piedras y a arrastrarla de un lado a otro agarrándola por la cola.

La pobre y apaleada serpiente se arrastró una noche hasta la casa del Maestro para quejarse.

El Maestro le dijo: "Amiga mía, has dejado de atemorizar a la gente y eso no es bueno".

"¡Pero si fuiste tú quien me enseño a practicar la disciplina de la no violencia!" contestó la serpiente

NO, "Yo te dije que dejaras de hacer daño, no de silbar".

Autor: desconocido.

Mar te dice al oído:

A veces la vida nos enseña que no todo el corazon bello por
dentro puede ser mostrado como tal,porque pueden aprovecharse
de su belleza y convertirlo en maldad,muestra aquello que te
dejen mostrar y guarda la belleza para quien lo merezca en realidad.


6 comentarios:

escuchando palabras dijo...

Mar, no todo lo q briila es oro...besos

Nerea dijo...

La violencia debe ser siempre el ultimo recurso, a evitar por todos los medios posibles. Pero hay que defenderser de todas formas.

Luismi dijo...

"La violencia es el último recurso del incompetente" (Isaac Asimov)

Como dicen allá arriba, la violencia debe ser siempre el último recurso, y si al final te ves en la obligación de utilizarla, date cuenta de que algo han hecho mal

tetealca dijo...

Pobre serpiente, había pasado de ser temida a no ser respetada ni temida. Se ocupó tanto de ser temida que no supo ser respetada.
Un abrazo.

Ana Laura dijo...

Qué bonito tu blog, te felicito. Y la historia muy buena.

Un saludo grande!

Aradia dijo...

Buenisima la historia...no hay que bajar la guardia porque no todos son de corazón amable...y darles nuestro cariño a quien lo merece...me ha encantado el cuento pero tu comentario mucho mas...besitos con ternura....

 
Abril 2008 | Diseñado por anita