SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

martes, 4 de octubre de 2011



Había una joven que poseía todo: un marido maravilloso, hijos perfectos, un
excelente empleo, una familia unida.
Lo extraño era que ella no lograba conciliar todo eso; el trabajo y los
quehaceres de la casa le ocupaban todo el tiempo. Siempre tenía que sacrificar
algo para poder atender lo otro . . . Y así, alguna de las personas que ella
amaba era dejada para después.
Un día, su padre, un hombre muy sabio, le regaló una flor extraordinariamente
bella y cara, de la cual sólo había un ejemplar en el mundo, y le dijo:
-Hija, esta flor te va a ayudar mucho, más de lo que te imaginas. Tan sólo
tendrás que regarla y podarla de vez en cuando y a veces conversar un poco con
ella, y ella te dará a cambio un perfume maravilloso.
La joven quedó muy emocionada, al fin de cuentas la flor era de una belleza sin
igual.
El tiempo fue pasando, los problemas surgían, el trabajo consumía su tiempo, y
su vida tan confusa no le permitía cuidar la flor.
Cuando llegaba a casa la miraba, ella estaba siempre allí, no mostraba señal de
flaqueza o muerte, sólo le seguía dando su perfume. Entonces ella pasaba de
largo. Hasta que un día, sin más ni menos, la flor murió.
Sus raíces estaban resecas, sus hojas amarillas y la flor yacía exánime a un
lado.
La joven se entristeció mucho, lloró, y fue a donde el padre.
-Yo me imaginaba que esto iba a ocurrir, le dijo, y no te puedo dar otra flor
porque ésta era única en el mundo. Tan única como tus hijos, tu esposo, tu
familia. Al igual que la flor, los sentimientos también mueren si tú no aprendes
a cuidarlos, a regarlos, a podarlos y a darles la atención que merecen. Te
acostumbraste a ver la flor siempre lozana y viva, pero te olvidaste de
cuidarla.
Acuérdate siempre de la flor, pues todo en la vida es como ella. El regalo de la
vida nos es dado gratuitamente peros somos nosotros quienes tenemos que
cuidarla.
Camilo Tagle Dulansky

Mar te dice al oído:

La vida es como esa flor, hay que regarla
un poquito cada dia, con gotas de ternura
gotas de placer,abonandola con amor para
hacer que luzca mas bonita cada dia...

Si dejamos secar las raices de la vida..
nuestros sentimientos se marchitan
sin detenernos a pensar en la esencia de la vida.


11 comentarios:

carlos dijo...

mar eres tan calida, tierna dulce. besos

eclipse de luna dijo...

Carlos: gracias, eres un solete.

Nerea dijo...

Es una pena que a veces, no se tenga tiempo para lo verdaderamente importante, para las cosas y personas que merecen ser cuidadas de forma exquisita como esa delicada flor.

Aradia dijo...

Simplemente la palabra es prioridades....en la vida hay cosas que pueden esperar como lo material pero nuestras personas queridas no pueden esperar...necesitan de ese amor, esa ternura que mantiene viva la familia y sin ellos las raíces se secan y aparecen los problemas...las riñas y el desamor...muy buena entrada Mar, nos recuerda que prioridades son las mas importantes en la vida...besitos con mi cariño.

eclipse de luna dijo...

Nerea: y cuando nos damos cuenta...ya es demasiado tarde.

eclipse de luna dijo...

Aradia: a veces andamos sumidos tanto en nuestras cosas que a eso que llamamos prioridades pasan a ser segundo plano..y lo triste es que ese tiempo no es recuperable.

Ricardo Miñana dijo...

Emotiva la narrativa, hay que valorar lo que se tiene y vivir la vida hasta que tenemos que decir adios.
que tengas una feliz semana.
un saludo.

eclipse de luna dijo...

Ricardo: muchas gracias, me alegro te guste, feliz semana para ti tambien.

Rodolfo N dijo...

Siempre esos consejos tan certeros...
La vida es ciertamente una flor y debemos regarla de amor.
Besos!

Común dijo...

Hola!!!!
Qué buena historia, si nos diéramos cuenta a tiempo…..cuando aprenderemos.
Un abrazo de oso.

Manuel dijo...

Un cuento hecho realidad. Las grandes lecciones son por aspectos sencillos, de ahí que pasen desapercibidos por la rutina.
Te felicito por la elección del tema.
Un beso, Mar.

 
Abril 2008 | Diseñado por anita