SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

sábado, 4 de septiembre de 2010


UNO

El se sentó a esperar bajo la sombra de un árbol lleno de flores color lila.
Pasó un señor rico y le preguntó: ¿Joven, qué hace usted aquí, sentado bajo
ese árbol, en lugar de trabajar y ganar dinero? Y el joven le contestó: Espero.

Pasó una mujer hermosa y le preguntó: ¿Qué hace usted, sentado bajo ese
árbol, en lugar de intentar conquistarme? Y el hombre le contestó: Espero.

Pasó un chico y le preguntó: ¿Señor, qué hace usted aquí, sentado bajo este
árbol, en lugar de jugar? Y el hombre le contestó: Espero.

Pasó la madre y le preguntó: ¿Hijo mío, qué haces aquí, sentado bajo este
árbol, en lugar de tratar de ser feliz? Y el hijo le contestó: Espero.

DOS

Ella salió de su casa dispuesta a buscar. Cruzó la calle, atravesó la plaza y
pasó junto al árbol florecido. Miró rápidamente al hombre...al árbol..pero
no se detuvo. Había salido a buscar. Y tenía prisa.

El, la vió pasar y le sonrió. La vió alejarse hasta hacerse un punto pequeño y
desaparecer. Y se quedó mirando el suelo nevado de lilas. Ella fue por el
mundo a buscar. Por el mundo entero.

En el norte había un hombre con los ojos de agua. Ella preguntó. ¿Eres quien
busco? No lo creo. Me voy, dijo el hombre con los ojos de agua. Y se marchó.

En el este había un hombre con las manos de seda. ¿Eres quien busco?. Lo
siento, pero no, dijo el hombre con las manos de seda. Y se marchó.

En el oeste había un hombre con los pies de alas. Ella preguntó: ¿Eres quien
busco?. No. No soy yo, dijo el hombre con la voz quebrada. Y se marchó...

TRES

Ella siguió por todo el mundo buscando. Por el mundo entero. Una tarde, subiendo
una cuesta, encontró a una gitana. La gitana la miró y le dijo: El que buscas te
espera en un banco de una plaza.

Ellar recordó al hombre con los ojos de agua. Al hombre que tenía las manos
de seda. Al de los pies de alas. Y al que tenía la voz quebrada. Y después se
acordó de una plaza. Y de un árbol con las flores lilas. Y de aquel hombre que,
sentado a su sombra,le había sonreído al pasar. Dió media vuelta y empezó a
caminar sobre sus pasos. Bajó la cuesta. Y atravesó el mundo. El mundo
entero. Llegó a su pueblo. Cruzó la plaza. Caminó hasta el árbol florecido de
lilas. Y le preguntó al hombre que estaba sentado a su sombra:

¿Qué haces aquí sentado bajo este árbol?. El hombre que estaba sentado en el
banco de la plaza le dijo, con la voz quebrada: Te espero.

Después levantó la cabeza, y vió que tenía los ojos de agua, le acarició la cara
y se dió cuenta de que tenía las manos de seda. La invitó a volar con él y ella
supo que tenía también los pies de alas.

"Cuantas veces recorremos el mundo buscando lo que necesitamos, a
veces, la distancia parece nuestro mejor aliado para la solución de
nuestros problemas. Como en el cuento salimos de nuestras casas tan
ciegos,que pasamos por encima de la felicidad que estamos buscando,
sin darnos cuenta".

Autor: desconocido.

Mar te dice al oído:

Hacia tiempo que una reflexión no me calaba tan hondo,
me ha parecido preciosa...
Y es que tiene mucha razón,
a veces insistimos en buscar la felicidad
sin darnos cuenta, que la tenemos al lado...


Os dejo una cita...

La felicidad es como una mariposa. Cuanto más la persigues, más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro. Viktor Frankl


5 comentarios:

Nerea dijo...

Preciso relato. Me ha encantado. A veces nos empeñamos en buscar todo tipo de cosas en lugares lejanos o en complicarnos la vida, cuando lo que realmente necesitamos, esta cerca, muy cerca de nosotros. Lo que pasa es que no es facil darse cuenta de ello, pero a veces, merece la pena esperar en vez de tanto remover y buscar.

ElSilenciO... dijo...

A veces no nos damos cuenta que las cosas elementales son las que nos hacen FELIZ...y son estas las que están al alcance de nuestra mano...nada mas alla del aire que respiramos...muak

eclipse de luna dijo...

NEREA:

A veces tenemos la felicidad a la vuelta de la esquina.

ELSILENCIO:

Como siempre he dicho los minimos detalles son los que llenan la botella de la felicidad.

Hashiko Sam dijo...

Hola que tal, ¿cómo te estás?, felicidades por el excelente blog que administra.
Quisiera poder contar con él en mis blogs, para que mis visitantes
puedan conocerlo, ya que sería de mucho interés para ellos.
Si está de acuerdo, por favor escríbame a manganimemaster@gmail.com

Penélope dijo...

Excelente, precioso... Todos los recursos técnicos al servicio de un blog de lujo.
Gracias por pasar por mi página!

 
Abril 2008 | Diseñado por anita