SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

jueves, 19 de agosto de 2010



Si pudiésemos tener consciencia de lo efímera de nuestra vida, tal vez pensaríamos dos veces antes de ignorar las oportunidades que tenemos de ser y de hacer a los otros felices.

Muchas flores son cortadas muy pronto; algunas apenas pimpollo. Hay semillas que nunca brotan y hay aquellas flores que viven la vida entera hasta que, pétalo por pétalo, tranquilas, vividas, se entregan al viento.

Pero no tenemos como adivinar. No sabemos por cuanto tiempo estaremos disfrutando este Edén, tampoco las flores que fueron plantadas a nuestro alrededor. Y nos descuidamos a nosotros mismos y a los otros.
Nos entristecemos por cosas pequeñas y perdemos un tiempo precioso.
P erdemos días, a veces años. Nos callamos cuando deberíamos hablar, y hablamos demasiado cuando deberíamos quedar en silencio.

No damos el abrazo que tanto nos pide nuestro corazón porque algo en nosotros impide esa aproximación.
No damos un beso cariñoso; porque no estamos acostumbrados a eso y no decimos lo que nos gusta porque pensamos que el otro sabe automáticamente lo que sentimos.

Y pasa la noche y llega el día; el Sol nace y adormece, y continuamos siendo los mismos. Reclamamos lo que no tenemos, o que no tenemos lo suficiente.
Cobramos. A los otros. A la vida. A nosotros mismos.
Y nos consumimos, comparando nuestra vida con la de aquellos que poseen más.
Y si probáramos compararnos con aquellos que poseen menos? Eso haría una gran diferencia!

Y el tiempo pasa. Pasamos por la vida y no vivimos. Sobrevivimos, porque no sabemos hacer otra cosa.
Hasta que, inesperadamente, nos acordamos y miramos para atrás. Y entonces nos preguntamos: Y ahora?

Ahora, hoy, todavía es tiempo de reconstruir alguna cosa; de dar un abrazo amigo; de decir una palabra cariñosa; de agradecer por lo que tenemos.
Nunca se es demasiado viejo, o demasiado joven, para amar, para decir una palabra gentil, para hacer un cariño.
No mires para atrás. Lo que pasó, pasó. Lo que perdimos, perdimos. Mira hacia adelante!

Todavía hay tiempo de apreciar las flores que están enteras a nuestro alrededor.
Todavía hay tiempo de agradecer por la vida, que aunque efímera, aún está en nosotros.

Mar te dice al oído:

A veces nos pasamos la vida buscando grandes oportunidades, el gran amor,una gran casa y una gran familia ...no está de más anhelar todo eso, aunque sin darnos cuenta, persiguiendo nuestros sueños, dejamos atras lo esencial de la vida..

Las pequeñas cosas que hacen que nuestros días sean grandes..como una caricia, un beso en la mejilla, un abrazo o un te quiero...o ese regalo del todo a 100 que te hicieron con tanto cariño...en definitiva, pequeños gestos que hacen grande nuestra vida.


6 comentarios:

Pilar Moreno Wallace dijo...

Es tan efímero el tiempo, tan poca cosa ... es lástima que no sepamos darle la importancia y dedicación que tiene; el valor se muestra en esas pequeñas cosas de la vida.
Saludos.

Mistral dijo...

Un verdadero placer leerte
Saludos cordiales

Kamra dijo...

Eso es, hay que hacer todo con amor, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.
Para mí lo único importante en la vida es el Amor. El amor es lo único que perdura cuando nos morimos.

Besos

Pescadora de Perlas dijo...

Hola Mar; creo que es saber ser pacientes y como dice el cuento del Principito debemos saber llenar nuestro tiempo, porque no los venden y luego no sabemos que hacer con él, y lo llenamos de nada, y nos quedamos más vacios que antes.
Entonces hay que caminar de modo tranquilo y seguro.

Bsito grande, un placer visiarte.

Nela dijo...

La vida es tan efimera, como un suspiro.
Unbeso
nela

eclipse de luna dijo...

PILAR MORENO:

Así es,no le damos importancia al tiempo hasta que se nos agota...

MISTRAL:

Un verdadero placer tenerte por mi eclipse.

KAMRA:

El amor mueve el mundo..

PESCADORA DE PERLAS:

El tiempo pasa y con ello la oportunidad de aprovecharlo.

NELA:

Asi es..aprendamos a vivirla antes de que se acabe.

 
Abril 2008 | Diseñado por anita