SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

viernes, 2 de enero de 2009



Los Reyes Magos son verdad (INTERESANTE PARA LOS QUE TIENEN NIÑOS O NIETOS O SOBRINITOS)

Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escucharle como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz algo baja, como con miedo, le dijo:

- ¿Papá?

- Sí, hija, cuéntame.

- Oye, quiero... que me digas la verdad.

- Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido.

- Es que... -titubeó Blanca.

- Dime, hija, dime.

- Papá, ¿existen los Reyes Magos?

El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.

- Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?

La nueva pregunta de Blanca le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:

- ¿Y tú qué crees, hija?
- Yo no sé papá, que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso.
- Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero...
- ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!

- No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Blanca.

- Entonces no lo entiendo papá.

- Siéntate, Blanquita, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.

Blanca se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:

'Cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:

- ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.

- ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer.
No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.

Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:

- Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y su voz se escuchó en el Portal:

- Sois muy buenos, queridos Reyes Magos, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?

- ¡Oh! necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes., no existen tantos.

- No os preocupéis por eso -dijo el Niño-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.

- ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes Magos con cara de sorpresa y admiración.

- Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños?.

- Sí, claro, eso es fundamental - asistieron los tres Reyes.

- Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

- Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.

- Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?


Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que el
Niño Jesús estaba planeando, cuando su voz de nuevo se volvió a oír:

- Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes
Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO
ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se
conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus
hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean
pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios
Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender
esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las
Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de
cariño. Y recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.

Cuando el padre de Blanca hubo terminado de contar esta historia, la
niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:

- Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contenta de saber que me
queréis y que no me habéis engañado.

Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano
mientras decía:

- No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año
que viene ya guardaré más dinero.

Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes
Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos.

Por cierto, echa de tu casa a ese barbudo y gordo impostor de rojo,
¡¡¡es un artificio consumista!!!

Autor: desconocido


21 comentarios:

Luismi dijo...

qué historia más bonita ^^

vivan los reyes magos y fuera el gordo de rojo (que originalmente era verde)!!!!

José GDF dijo...

Cuando tenga hijos la voy a contar así, tal cual, palabra por palabra. No se me ocurre mejor manera.

Mi forma de enterarme no fue tan bonita, un adolescente iba gritando por mi calle, el día de reyes: "¡¡los reyes magos son los papás!!"

Se me quedó cara de tonto...

Daniel Edmundo dijo...

Oro, incienso y mirra. Estos fueron los regalos de los Reyes Magos a Jesús: El oro representa la naturaleza real de quien nació, incienso, su naturaleza divina y la mirra, por el sufrimiento y muerte futura de Jesús.

Mar,es para mi un verdadero agrado el conocerte,te deseo lo mejor para el 2009.y que nuestra amistad sea duradera.
besos

tetealca dijo...

Esta vez te has superado,mar, muy bueno y muy oportuno,
Yo soy un mentiroso, porque todavía creo en los Reyes Magos.
Feliz Año:

S T E V E dijo...

Precisamente anoche la leí. la vi encima de una mesa en las oficinas... Pos no que me pegué una pijá a llorar del copón!!! (huy, se me escapó el acento....)

Es preciosa la historia

El rincón de mi niñez dijo...

Hola Mar es una historia bien bonita.
Nunca voy a olvidar el día que descubrí sacando el pasto de los camellos a mi mamá- Ese día me encerré a llorar toda la tarde,ni siequiera el regalo más bonito pudo ilusionarme
Feloiz año ,feliz vida.
un beso

elvira carvalho dijo...

Depois de uns dias de ausência, (desta vez foi o pc que foi para o hospital) estou de regresso.
Agradeço-lhe e retribuo os votos de bom 2009.
Um abraço e bom fim de semana

Raiza Sommi dijo...

Bonita historia, la ilusión y la fantasía con un toque de realismo.

Saludos y un abrazo

Kamra dijo...

es un relato precioso, lástima que mi hijo ya es demasiado mayor ya que si no se la hubiera contado así.

Gracias Mar.

Besos cálidos de luna

Mónica dijo...

Holaaaa!!! te había perdido, pero fue como venir a casa... ¡mi alegría de año nuevo!

Bsss. Espero que durante este año no me vuelva a suceder, feliz 2009!!! mi querida a miga.

bsss nos vemos.

Juani lopes dijo...

me ha encantado la historia, no la conocia es preciosa,
saluditos

Naturline dijo...

me ha gustado mucho perderme por su blog,como siempre felicidades, reciba un saludo.

Estela dijo...

Una historia preciosa eres un encanto de HADA... un beso y felices reyes magos... muak

MAYTE dijo...

Mar, una historia preciosa, me ha recordado cuando mi hijo me hizo esa misma pregunta...lo pase mal no sabia como contestarle...todos los padres deberiamos de saber la historia, para saber como contestar a nuestros hijos.

Besos.

Nersa Roa de Alvarez dijo...

Me encanto cariño que cuento bien pedagógico, excelente..
Así mismo lo contare este 6 de Enero a mis invitados todos niños muy pequeños.. Gracias por tan instructiva idea, Besos Nersa,
Para ti Mar miquerida niña, Feliz Año 2009.

jose carlos dijo...

Una historia preciosa. Que te traigan muchas cosas los Reyes Magos. Un beso enorme.

malena dijo...

Como siempre, una bellísima historia. Gracias.
besitos.

Ayla dijo...

Estás invitada a una fiesta. Pásate por mi blog.
Un besazo.

Angel dijo...

Que mania le tienen a papa noel no??? Pues a mi me gusta, y las mama noel ya ni te cuento ains... jejejejeje.. Venga que llegan los reyes ole ole ole..

El club de los Parados dijo...

yo siempre fui mas de mama noel :-P sobre todo cuando es de carne y hueso ;-)
Una sonrisa campanilla

El último samurai bancario dijo...

Es una historia muy bonita.

Tienes el don de sacar a la luz historias que nunca pensaba que existian.

Una vez más nos llenas a todos con tu magia.

Besos.

 
Abril 2008 | Diseñado por anita