SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna

martes, 18 de noviembre de 2008


Todo Tiene su Tiempo, y Todo Tiene su hora. Tiempo de nacer, Tiempo de vivir y hora de morir.
Era una noche oscura y fría. Daniel bebía un café sentado en su sillón favorito en la sala de estudio de su casa. Su familia dormía, mientras él reflexionaba sobre muchas cosas, tantas, que perdió la noción del tiempo. Eran las tres de la mañana, llevó su taza vacía al lavaplatos, y abrió el refrigerador para prepararse algo de comer.

Cuando cerró la puerta, vio junto a él a una figura muy conocida, pero nada apreciada…era la muerte!! La espectral imagen le arrebató el sueño en un instante, lo miró fijamente y le dijo con voz tenue ¿Sabes a qué he venido? El asintió con la cabeza y dijo: S í, lo sé, ya es mi hora.
Confundida, la muerte preguntó a su víctima: ¿No vas a llorar? ¡Todos lo hacen! se arrodillan, suplican, juran que serán mejores, ruegan por otra oportunidad; mientras que tú, aceptas mi llegada con resignación. Temeroso aun y con un nudo en la garganta, Daniel respondió: ¿ De qué serviría? Nunca me darás otra oportunidad, tú solo haces tu trabajo. Tienes razón, yo solo hago mi trabajo.

¿Puedo despedirme de mi familia? preguntó Daniel con la ligera esperanza de recibir un sí. -Tú has dicho que solo hago mi trabajo, yo no decido la hora ni el lugar, mucho menos los detalles. Lo siento… dijo Daniel. No tienes que disculparte, poca gente piensa en su familia mientras está en vida pero al llegar este momento, todos piden lo mismo.

No lo entiendes, dijo Daniel con tono de reproche, yo perdí a mi padre cuando tenia 15 años, y mi sufrimiento fue grande… pero mi hija menor tiene tan solo 4, déjame decirle que la amo.

Tuviste 4 años para decírselo, tuviste muchos días libres, muchos cumpleaños, fiestas, y otros momentos en que pudiste decirle a tu hija que la amas … pero ¿Por qué solo pensaste en tu hija?

Mi hijo mayor no me creería, y mi esposa, bueno … a ella no creo que le interese si la amo o no. Nos hemos distanciado mucho. Pero mi niña, no hay día que entre por la puerta y no esté ahí para recibirme con un beso . Deja de hablar, se hace tarde, -lo interrumpió la Muerte, pero … está bien ¿sabes? este momento hace que mucha gente haga conciencia de cómo vivió su vida. Lástima que lo hagan demasiado tarde.

Ambos salieron de la casa, un extraño tren aguardaba en la calle y lo abordaron. -No todo es aburrido en el estado de muerte, no puedo decirte lo que pasará al llegar, pero te propongo que juguemos una partida de Ajedrez “para matar el tiempo”. Con sonrisa, y una lágrima Daniel le dijo: ¡que curioso! creí que no tenías sentido del humor…

El juego se inició. Daniel no se calmaba aunque comenzó ganando, consiguió un alfil y un caballo. Pero era obvio que eso no lo alegraba. La Muerte le preguntó ¿A qué te dedicabas en vida?

Soy … es decir, era, un simple empleado en una fábrica de calzado. ¿Obrero? No, trabajaba en la administración.

Ah … Supongo que te encargabas de ver si faltaba algún producto, o dinero. Sí, en parte así era. Hay algo que no entiendo … ¿Qué es lo que no entiendes?

¿Por qué ustedes teniendo tantas cosas buenas por hacer, se encierran en el trabajo, se olvidan de los sentimientos, no les importan los demás, se vuelven egoístas y violentos, pero cuando los visito yo, demuestran ternura, humildad, tristeza, miedo, e incluso lloran? ¿Por qué esperan a que llegue yo, si ya nada podrán hacer? -No lo sé respondió Daniel…

En cambio, yo soy un simple “peón”, haciendo lo que debo hacer y nada más. Mientras ustedes son dueños de su propia vida, capaces de decidir qué harán con ella ¿y para qué? si su decisión más común es desperdiciarla viviendo sin manifestar cariño y amor… Te creí más cruel, comentó Daniel. ¡Nada es lo que parece! El silencio reinó por unos instantes mientras Daniel ponía en jaque a la muerte.

Dime … ¿qué pensabas cuando te casaste? Pensaba en ser feliz, en formar una linda familia, en formar parte de la alta sociedad. ¿Y lo lograste? Es broma ¿verdad? Me encontraste solo en la cocina, durante la madrugada, y te pedí despedirme de mi hija. Es obvio que no lo hice. Si hubiese mostrado más amor a mi familia, la solicitud de despedirme no hubiera sido necesaria.

Ya las lágrimas se habían secado del rostro de Daniel y de pronto exclamó suavemente ¡Jaque Mate! La muerte sonrió y dijo: ¡Felicidades!

Daniel suspiró y respondió: Es una pena que no sirva de nada. No me importaba ganar, de todos modos ya estoy aquí … Un simple juego de ajedrez no aleja mi mente de mi familia, mis hijos, mi esposa... Las lágrimas brotaron de nuevo en el rostro de Daniel y se lo cubrió con ambas manos. Mientras él sollozaba, la Muerte exclamó: ¡llegamos!

Daniel intentó calmarse, pero al abrir los ojos estaba de nuevo en su viejo sillón. Eran las 6:45 de la mañana, y en lugar de gritar ¡ESTOY VIVO! Como lo haría cualquier otro, salió al patio y dijo con voz tenue: GRACIAS, DIOS MÍO …

Luego, entró a la habitación de su hija y la besó, a la de su esposa e hizo lo mismo. Entró al cuarto donde dormía su hijo mayor, le hizo cosquillas en los pies, y le dijo: hijo, despierta ¡es domingo! -¿papá, me despiertas para decirme que es domingo? no hijito, no dormí, los desperté para decirles que los amo !! - ya viejo, ven, échate un rato a mi lado. Y luego de años, ambos se durmieron abrazados …
Autor: desconocido

Mar te dice al oído:

Sin duda esta es una de esas reflexiones que me dejaron sin aliento,
que triste pero a la vez que real..como la vida misma.

A veces vivimos tan deprisa la vida que no nos paramos a observar
los pequeños detalles que esta nos ofrece, el canto de un pájaro,
el sonido de la lluvia, la melodía del mar, la calidez de una caricia,
el sabor de un beso, el sonido de un te quiero, el silencio de una mirada.

Todo esto pasa cada día por nuestros ojos, y realmente lo echamos de menos...
Cuando lo perdemos...triste verdad???

P.D. el sonido de esta melodía va dedicada a esa persona que percibio el susurro de las hadas...

26 comentarios:

El rincón de mi niñez dijo...

Es cierto....vivimos a mil sin darnos cuenta que la vida pasa ..y rápido.
Y a veces no valoramos las cosas simples de la vida
Hermoso post Mar.
besos

El rincón de mi niñez dijo...

NO PUEDO CREER
P
R
I
M
E
R
E

María dijo...

Qué razón lo que nos dices al oído, vivimos tan acelerados que cuando queremos percatarnos, ha pasado no ya media vida, sino la vida casi entera, sin haber apreciado en su integridad las cosas pequeñas que más satisfacción nos producen.

Me encantó tu post, gracias mar por estar tan cerca.

Un beso.

Angie dijo...

Estupenda reflexión que viene bien hacernos de vez en cuando! Afortunadamente, me he parado a disfrutar del canto de un pájaro, del sonido de la lluvia, de la melancolía del mar, de la calidez de una caricia, del sabor de un beso, del sonido de un te quiero, del silencio de una mirada.. Y espero seguir disfrutando de infinitos pequeños detalles más!

Besos. Angie.

marea@ dijo...

pues cuando no se han apreciado y se han perdido... se nos va la vida en recuperarlo.

Un beso suave. Marea@

Luismi dijo...

me encantan los relatos de la Muerte...

kuantas cosas nos estaremos perdiendo kuando trabajamos o estudiamos sin pensar en nada mas, y siempre nos damos cuenta de viejos, kuando ya no se puede hacer nada por remediarlo

muy buena entrada :)

kukilin dijo...

¡Què bello mar! Me emocionò hasta las làgrimas.
¡Que buena lecciòn le dejo la muerte a Daniel!

Ojala todos reflexionàramos antes de que sea demasiado tarde.

Besitos desde el ♥

María dijo...

Mar:

¿Me puedes ayudar? es que quiero poner la música que me regalaste como fondo en mi blog, de Jessica Simpson, pero no sé cual es el título porque en el formato que me enviaste no viene puesto, y la estoy buscando en mi mp3 ¿me puedes decir como se titula? Muchísimas gracias Mar, un besazo.

MAYTE dijo...

Vivimos la vida sin apreciar lo que verdaderamente importa y cuando nos damos cuenta ya es terde...no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Precioso post mar.

besos

mar dijo...

El rincon de mi niñez: asi es la vida por desgracia.

Maria: gracias a ti por estar siempre aqui en mi eclipse particular.

Angie: eres afortunada.

Marea@: tu lo has dicho..eso nunca vuelve.

Luismi: asi es, siempre nos damos cuenta cuando ya no hay remedio.
Gracias por venir.

Kukilin: leyendo esto, es una buena forma de empezar a reflexionar...

Mayte: y cuando nos damos cuenta...ya es demasiado tarde.

Patri dijo...

Estas son las reflexiones que hacemos en determinados momentos... A veces se puede rectificar, pero otras ya no...

Me gustó mucho tu entrada Zipi. ^_^

Besotesssssssssss

Albalvcor dijo...

La historia ya la leyera hace muchos años, muchos muchos años.

He sido un buen jugador de ajedrez y esa historia me conmovió en su día.... cuando tenía 12 años. De aquella no comprendiera completamente todo lo que la historia encerraba. Con los años la madurez y la experiencia fue introduciendo nuevas ideas.

Es cierto que hay que apreciar todo lo que se tiene pues luego siempre es tarde, pero a veces cuesta mucho decir un simple te quiero a la persona que amas.... Yo intento decirlo cada día.

P.D. La 1º frase del cuento original, no es una simple frase o un aforismo sin más, es un pasaje bíblico.
"Todo tiene su tiempo, y todo tiene su hora.
Tiempo de nacer, tiempo de vivir y hora de morir."
(Eclesiastes 3:1-2)

El Club de los Parados dijo...

gracias por compartir con nosotros esta historia llena de realismo...es cierto que hay personas que se dan cuentan o hacen repaso de sus acciones cuando se encuentran en situaciones limites...
Me gusto mucho volver a leerte
Una sonrisa
nos leemos

Carlota dijo...

No estaría de más que la muerte nos hiciese una visita previa a su misión para que no se nos olvidara esta enseñanza... pero de momento, genial haberlo leído. Un besuco, Mar.

Juani lopes dijo...

hoy me dejastes sin palabras, creo que me entenderas, pero tu reflexion me llego al corazon
saluditos

Verbo... dijo...

El sonido de un te quiero
y el silencio de una mirada
por ahi me quedo.

Un beso ♥

M.

malena dijo...

Magnífica historia, como siempre..
Yo, con los años fui adquiriendo algo de esa sabiduría, pero sólo alguito nomás.. La vida, la cotidianeidad del trabajo no nos permite relajarnos como debiéramos, menos como quisiéramos :(
Pero, estás tú para recordárnoslo!
Un beso grandote.

Sendieva dijo...

Saber escuchar hasta el silencio es hermoso, siempre lo digo, hay que saber escuchar en silencio, mirar con los ojos cerrados, (curioso escribí algo así para mi bog), soy de las personas que intenta siempre disfrutar de esas pequeñas cosas, que si te das cuenta son las que nos rodean todos los días, con lo que de verdad vivimos y nos dan vida, aunque por estar siempre ahí no lo veamos y no lo apreciemos...

Muchos besitos preciosa dama.

Sandra dijo...

Hay tantas cosas q nos pasan desapercibidas en el dia a dia. Seria bueno q nos fijaramos mas en esos detalles.

Muakisss

El último samurai bancario dijo...

Hola Mar

Hay mucho de verdad en esa historia. Nunca apreciamos lo que tenemos hasta que lo perdemos. A veces pensamos que estamos por encima de todo y de todos, sin darnos cuenta que la vida nos pone a cada uno en su lugar cuando menos te lo esperas.

Besos

tetealca dijo...

Es Verdad, es una reflexión que todos deberiamos hacer para que no llegue ese momento y tengamos tantos besos que dar, tantas caricias que hacer y tantos te quieros que decir.
Un abrazo.

fire dijo...

y cuando tu no nso dejas sin aliento?
siempre me voy de aki con el corazon encogido...o con el alma en pie (como decia la cancion)...
ahora para colmo me sigue una estrelita preciosa cada vez que muevo el puntero por tu casa...jajjajajja....ç
que linda niña...ç si es que eres un amor...
un besazo

mar dijo...

Patri: no sabes la alegria que me da verte de nuevo por aqui. :)

albalvcor: es cierto, a veces un simple te quiero quedara para siempre en el tintero, porque no lo supimos decir a tiempo...

El club de los parados: me gusta tenerte de nuevo por aqui.

Carlota: como tu bien dices, si la muerte nos hiciera una visita previa, muchas cosas cambiarian.

Juani: claro que te entiendo, al menos espero que te haya gustado.

Verbo: un buen lugar para perderse..

Malena: nunca esta de mas recordar cosas como estas, ahora esta en nuestras manos no olvidarlo...

Sendieva: yo disfruto con una simple sonrisa, creo que mi vida se ha hecho de pequeños momemtos que me han dado una gran felicidad.

Sandra: en nuestras manos esta hacerlo.

El ultimo samurai bancario: quizas seria bueno darnos cuenta de esos pequeños detalles sin tener que llegar a situaciones extremas.

Tetealca: lo mejor es que nada de eso quede en el tintero...

Fire: seguro que esta estrella te persigue porque tienes un gran corazon donde alojarse.
Gracias por tus palabras, tu si que eres un solete.

JP dijo...

muy bonito post.
Te deja pensando , que a veces no vemos los detalles de la vida.
Un beso.

Maria Jesús dijo...

Percibir el susurro de las hadas es lo mejor que nos puede pasar porque significa que estamos conectados a algo que va más allá, es algo intuitivo, sensible y dulce y que nos enseña a ver la vida de otro modo y a encontrar la felicidad en lo más sencillo pues lo simple puede volverse sublime. Yo también opino que no hay que vivir deprisa porque entonces te pierdes lo mejor, la esencia de las coaas. Aprovecho, Mar, para reiterarte mi cariño y mi admiración por tu maravilloso espacio virtual. Me encanta perderme en él. Es especial, como tú, mi querida amiga

María dijo...

Besitos Mar, sigo pendiente de tus pots y ahora te mando un correo.

 
Abril 2008 | Diseñado por anita