SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna: Ivell y la hoja (historias de un hada)...

viernes, 9 de mayo de 2008

Ivell y la hoja (historias de un hada)...

Ocurrió una vez que Casiel estaba dando un paseo por el bosque de las hadas, muy cerquita del lago, cuando se quedó contemplando una hoja que caía de lo alto de un árbol. Su movimiento era suave, balanceándose de un lado para otro acariciada dulcemente por la suave brisa que por el bosque discurría. Contempló la finura y la suavidad de aquella hoja que con tan sumo cuidado se posó finalmente sobre el suelo firme.



De pronto, por una de las laderas, aparecieron un grupo de personas a caballo que se dirigían hacia el poblado, y Casiel pudo observar como casi todas aquellas personas, sin querer, pisaron aquella hoja que, tal vez empujada por el aire, aquel árbol dejó caer. El joven quedó pensando largo rato. Y en estas estaba cuando de repente apareció el hada Ivell.

- ¿Qué sucede mi buen Casiel? – preguntó el hada intrigada al ver el gesto del muchacho.

- Nada –respondió él.

- ¿Qué es aquello que con tanto afán mirabas? – preguntó ella con curiosidad.

- Es una tontería, no te has de preocupar. Pequeñas divagaciones mías –insistió Casiel.

Pero el caso es que no podía apartar la mirada sobre aquella hoja que había en el suelo, y mientras su mente no paraba de funcionar.

- ¿Sabes Ivell..? A veces te quedas pensando si existe la belleza que perdura, y cuando crees que la has encontrado… se esfuma – comentó él.

- ¿Qué quieres decir? – preguntó ella otra vez.

- He observado el movimiento de esa hoja mientras caía. Te parecerá una tontería, pero en su caída he hallado belleza y armonía, hasta el punto que me ha dejado embobado. Más al poco de que la hoja el suelo había tocado… han aparecido un grupo de personas, que si bien en dicha hoja no habían reparado, casi todos por encima de ella han pasado, y todo lo que yo había contemplado… - explicó mientras movía negativamente la cabeza.

Pero Ivell era un hada muy lista que sabía a donde quería ir a parar Casiel, y si bien el hablaba del ejemplo de aquella hoja, lo que trataba era de ir un poco más allá. En sí, lo que trataba de explicar era de cómo a veces una persona puede tener unos sueños, y como de repente alguien, a veces sin querer, te echa esas ilusiones por los suelos.

- ¡Y ahora qué! – exclamó él.


Ivell, ante la mirada de su amigo, se agachó para recoger la hoja, y haciéndole señas al joven, se acercó a la orilla del lago. Depositó la hoja sobre el agua, y como es de imaginar, ésta flotaba. Entonces le dio un suave empujoncito y la hoja, dando vueltas lentamente, se fue poco a poco adentrando en el lago ante la mirada del muchacho.

- Ahí tienes tu hoja, que vuelve a estar en movimiento, e incluso en el agua parece más hermosa – dijo el hada.

Y el joven sonrío. Y es que a veces nos desanimamos cuando alguien pisotea nuestros sueños, y la rabia y la desesperación nos impiden ver que hay otras formas de que ese sueño siga en movimiento para nosotros.

18 comentarios:

LA MAMI dijo...

Ya tienes tu sonrisa en mi pagina, ves a por ella.
Luego ya me leo la entrada en casa con tranquilidad.
A parte de todo esto, un besazo que te dure todo el fin de semana, porque te lo mereces, por ser todo
CORAZOOOOOOON

melocotón dijo...

Que historia más bonita!!!...Un 10 para Javier y otro para tí por ser el "hada" más bonita de toda la blogosferaaaaaa!!!...
Espero que pases un féliz finde...Muchos,muchos besosssssss...

josé javier dijo...

Bonita historia y bonito final. Así es, amiga. Un beso. J.J.

Nacho dijo...

Buenos días.

¿Será la de benicassim la primera gran concentración?

Que tengas un buen fin de semana.

Chechu dijo...

los sueños nos hacen mantener la esperanza de llegar a conseguir las cosas y y anhelos que buscamos...pero tan pocas veces se consiguen,,,

carlota dijo...

No deberíamos permitir que nadie pisara nuestros sueños. Un besito.

elvira carvalho dijo...

As histórias da fama são sempre lindas e encerram sempre alguns ensinamentos.
Um bom fim de semana.
Um abraço

Patricia Gold dijo...

Qué linda historia princesita...
y que verdad sobre nuestros sueños!!..cuántas veces nos sentimos que no podemos porque alguien nos pone obstáculos en el camino.
Es la vida..los humanos..pero deberíamos poder siempre seguir soñando, espero no dejar de hacerlo jamás.

Hermoso Mar, las hadas me pueden y este cuento es hermoso..

como vos princesita..

te dejo mil besos y abrazos y un deseo de feliz fin de semana.

Patry..:)..

María dijo...

Mar: ¡¡¡¡Qué bonito el post que has puesto!!!.

Debemos dejar volar nuestros sueños, soñar de día, soñar despiertos, soñar de noche, soñar soñando dormidos, que los sueños no nos abandonen nunca.

Un besazo preciosa.

nestor dijo...

Hola ....esta vez para contarte que un colega bloguero de Madrid me incorporó a un concurso de bloggers al que acepté competir y estoy solicitando el apoyo de los amigos no participantes.

Si quieres, cuando puedas, entra a mi blog y busca entre mis blogs recomendados el blog "peón de brega" y alli podrás votar no necesariamente al mio, pero si te gusta y representa, agradecido. Hazme propaganda entre tus contactos...


un abrazo y en la próxima dejo mi comentario sobre tu entrada que, sin dudas, será magnifica como siempre

lágrimas de mar dijo...

Mar, que lindo, te dejo besos y cariños grandes

Lágrimas de mar

raizen dijo...

Precioso post. Creo que un sueño deja de serlo, sólo cuando lo abandonamos, cuando dejamos de interesarnos en él o permitimos que otros lo empañen.
Linda narrativa.

Un abrazo con cariño

mar dijo...

La mami: gracias por tu sonrisa, espero que disfrutes del puente.

Melocoton: a mi tambien me parece preciosa la historia, javier es un gran escritor.

Jose Javier: me alegro que te guste.

Nacho: no tengo ni idea...buen finde tambien para ti.

Chechu: no nunca se consiguen pero nunca pierdo la esperanza.

Carlota: yo al menos lo intento..

Elvira: tienes razon, las historias de javier siempre son preciosas. Buen finde para ti tambien.

Patry: como buenas princesas, jamas hay que dejar de creer en los sueños..

Maria: es una buena forma de alimentar la vida, soñando que alguna vez se pueden hacer los sueños realidad..

Nestor: ya deje mi voto, suerte!!

Lagrimas de mar: gracias por venir siempre, muchos besitos y cariños para ti tambien.

Raizen: por eso siempre debemos alimentar nuestros sueños, para que no desvanezcan.

El Ruuuben dijo...

Mar... te he agregado a mi email, por aquí no quiero explicar nada.
Hazme el favor de darle mi mail a Gambu también por favor, me parece un tío en el que se puede confiar y me gustaría tener más contacto con él.

Gracias por preocuparte.

Julieta Urbana dijo...

Está muy lindo, es bueno tener esperanzas.

Saludos.

carolbjca dijo...

Hola Mar!! Sigo los cuentos de historia de un hada desde el primer dia, y como siempre me ha encantado.La metafora con la hoja ha sido ideal! Si dejamos de soñar que sentido tiene la vida?? Hacéis un excelente trabajo Javi y tu!

Saludos,

Caroline

RAMMSES dijo...

Resulta difícil canalizar las frustraciones de nuestros sueños cuando son 'pisoteados' por alguien. Pero es bueno remontar eso, así nuestros afectos se harán mas fuertes y celebraremos con mucho más alegría. A no detenerse.
Un abrazo y beso.

Patri dijo...

Es precioso el texto, muy muy bonito, lleno de sentimientos y belleza. ^_^

Besotesssssssssss

 
Abril 2008 | Diseñado por anita