SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna: Ivell y el regalo de Navidad (historias de un hada)...

martes, 25 de diciembre de 2007

Ivell y el regalo de Navidad (historias de un hada)...

Desde hoy quiero presentaros una serie de cuentos cortos escritos por Javier Cid y acompañados de imagenes que yo misma aporto. Es una serie de cuentos que giran alrededor de la fantasia y el mundo de las hadas, cuya protagonista principal, es el hada Ivell... Ya publiqué uno, en una entrada titulada Ivell. Hay 3 capítulos más publicados en el blog de Javier, en la sección "Cuentos Cortos". De aquí en adelante, el resto de capítulos de esta saga serán publicados en este blog. Espero que disfruteis de ellos tanto como yo lo hago al leer cada una de sus lineas. Y recuerda..bienvenido al mundo de la fantasia donde se mezclan realidades y sueños... ntocyta

Mar

Especial Navidad

Ocurrió una vez que Ivell fue invitada a una pequeña cena en el castillo del rey Bonsol, señor del reino de Fadamagas. Celebraban algo llamado Navidad, que Ivell no sabía muy bien que era. A aquella cena acudirían el propio Bonsol, la princesa Tristel, Aldier, Casiel, y ella.

Además, le dijeron que querían probar algo que hacían muchos habitantes del reino, un juego llamado el amigo invisible, en el que cada uno le hace un regalo a otro elegido puramente al azar. A Ivell le tocó aquella vez hacerle un regalo a Tristel.

Después de una agradable cena, decidieron intercambiarse los regalos. Tristel le regaló al rey Bonsol una nueva copa en la que beber a partir de aquel día, una copa que representaba a un dragón dorado con la boca abierta, y en la boca incrustado el recipiente. Bonsol no sabía bien que regalarle al bueno de Aldier, así que le regaló unos planos.... unos planos que iban a ser para una casita, muy cerquita del castillo, para que viniera toda su familia a vivir ahi, junto a él. A Aldier le encantó el regalo.

Casiel se encontraba también un poco apurado, pues le había tocado, por azar, regalarle, al hada Ivell. Nunca antes se le había presentado una situación semejante. Sin embargo, sabiendo lo mucho que a aquella hada le gustaba la naturaleza, creyó haber acertado regalándole un jarrón de cristal muy fino, en forma de hada, y en su interior, dos gerberas. La sonrisa del hada fue indescriptible.


Sin embargo Tristel no recibió su regalo, y el hada le dijo: "si demuestras ser digna de la oportunidad que te brindaré, el regalo recibirás con el amanecer". Tristel aquella noche durmió intrigada, pues gran curiosidad le despertaba el saber que podía regalarle un hada.

Y así fue como llegó por fin el amanecer, y la princesa Tristel estaba ya despierta, esperando impaciente ver cual sería su sorpresa. En estas que un guardía entró en el castillo: "mi señora, tenemos un problema. Hay una anciana que dice que quiere entrar". A la princesa le pareció extraño, pero salió para ver que estaba pasando.


- Solo os pido cobijo por este día - dijo la anciana.

- ¿Porque vienes al castillo a molestar? Hay muchas casas en la aldea, vete ahí a preguntar - dijo uno de los guardias.

- Ya lo he hecho y nadie me dio cobijo - respondió la anciana.

- No es nuestro problema, marchate de aquí - dijo otro guardia.

A Tristel le dio pena, pues ... ¡ era un día tan frío! Así que acepto, darle cobijo a la anciana. "Por cuanto tiempo?", preguntó. "Al menos hasta que pasé la helada" (que solía ser para primavera), respondió la princesa. Toda una estación, ese tiempo la dejaba, y la anciana se sorprendió de percibir en ella tanta generosidad, aun sabiendo que tal vez a su padre no le haría tanta ilusión que cobijara, más en aquellas fechas, a una anciana desconocida.

Más, como os podéis figurar, aquel fue el regalo el hada, y como toda buena acción tiene recompensa, aquella anciana se convirtió en una hermosa mujer, y en lágrimas se empaparon los ojos de Tristel, cuando reconoció en su hermosura a su difunta madre, la reina. Bonsol, que la vió, no salía de su asombro, y muy emocionado se echó a llorar en su hombro: "Irenza, mi reina, os he echado de menos desde que hace dos años aquella enfermedad se os llevó", dijo el rey.


La reina Irenza, que era de carne y hueso, y no un mero espectro, a su hija miró con ternura infinita: "gracias mi niña por haberme acogido, yo soy el regalo que el hada te ha concedido. Y tu misma has puesto el límite para verme, pues podías haberme echado, acogido hasta al anochecer, o tal vez hasta el nuevo amanecer, y sin embargo por lástima me acoges toda una estación, pues así sea, mi princesa, contigo estaré hasta que llegue la primavera".

Aunque daba rabia pensar que en primavera se volverían a separar, fue el mejor regalo que jamás nadie le iba a dar, e ilusionados vivirían por lo menos otra estación, gracias al regalo del hada Ivell.

Y con este relato, hablando también en nombre del hada Ivell, os deseo una Feliz Navidad.

12 comentarios:

JP dijo...

un muy bonito cuento de Navidad.
Feliz NAvidad MAr !
Besos

La Morocha dijo...

Feliz navidad mar, un beso muy grande

Chechu dijo...

Genial este cuento. A lo mejor lo copio para contarlo a mis chavales de los que soy tutor (siempre que me des permiso) Me encantan las fotos que selecciones. Felices días.

Mugget dijo...

Mar

Después del dia de Navidad, puedo respirar nuevos aires, siento hasta un cambio en mi ser interior.

Creo que sí, que ése dia es mágico, ustedes, muchos de ustedes me han enseñado a ver, a ver magia, en donde no la veia,...se me ocultaba.

Mar, celebro tu presencia, y tu cariño, celebro cada dia compartido, entre tu y yo, de éste año que pasa...espero re-encontrarte en el 2008.

Un besito.

M.

El rincon de mi niñez dijo...

hOLA Mar, hermosimo el cuento como todos!!
te dejo mi otro mail
marisaroxana@hotmail.com
besoooooooooooooooooooos

carlota dijo...

Un hermoso cuento. Felicitaciones a Javier. Un beso para tí, Mar.

kukilin dijo...

Muy bonito cuento mar.
Donde no hay egoísmo, reina la felicidad.
Abrazos y besos. :)

N-A-S-A dijo...

vaya Javier Cid! Mmmmm
Oye niña yo tambien quiero cuentos tuyos e historias tuyas eh???

POR CIERTO:

feliz navidad y prospero año nuevo 2008

elvira carvalho dijo...

Que tenha tido um óptimo Natal, e que 2008 seja um excelente ano.
Um abraço

Muito bonito o conto da fada Ivell e da princesa Tristel. Gostei muito.
Um abraço

Verbo... dijo...

Un beso, con esencia, destino y propósito.

Feliz año nuevo, espero que el 2008, te traiga cosas muy bonitas, y que te traiga personas que aviven y edifiquen tu ser.

M.

Juanma dijo...

FELIZ NAVIDAD!!! y HASTA MUY PRONTO!!!

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Mar, que lindo cuento de navidad, me encantó el relato.

Te deseo feliz 2008!!! y que se cumplan todos tus deseos... y que no nos dejemos de ver ¿si?

Bsss.

 
Abril 2008 | Diseñado por anita