SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna: La belleza interior.....

jueves, 5 de julio de 2007

La belleza interior.....



John X se levantó del banco, arreglando su uniforme, y estudió la multitud de gente que se abría paso hacia la Gran Estación Central.




Buscó la chica cuyo corazón conocía pero cuya cara nunca había visto: ....... la chica de la rosa.




El interés en ella había comenzado 13 meses antes en una Biblioteca de Florida. Tomando un libro del estante, se encontró intrigado, no por las palabras del libro sino por las notas escritas en el margen. La escritura suave reflejaba un alma pensativa y una mente brillante. En la parte del frente del libro descubrió el nombre de la dueña anterior, la señorita Maynell. Con tiempo y esfuerzo localizó su dirección. Ella vivía en Nueva York.Le escribió una carta para presentarse y para invitarla a corresponderle.




Al día siguiente, John fue enviado por barco para servir en la II Guerra Mundial. Durante un año y un mes, los dos se conocieron a través del correo, y un romance fue creciendo. John le pidió una fotografía, pero ella se negó. Ella sentía que si a él de verdad le importaba, no importaría como fuera ella.




Cuando por fin llego el día en que él regresaría de Europa, ellos arreglaron su primer encuentro: a las 7:00 de la tarde en la Gran Estación Central de Nueva York. "Tú me reconocerás", ella dijo, "por la rosa que llevaré en la solapa. Así que a las 7:00 John estaba en la estación buscándola.


Dejaré que el señor X les diga lo que sucedió:




"Una joven mujer vino hacia mi, su figura alta y esbelta. Su cabello rubio y rizado se encontraba detrás de sus delicadas orejas; sus ojos eran azules como flores. Sus labios y su mentón tenían una gentil firmeza y en su traje verde pálido era como la primavera en vida. Me acerqué caminando hacia ella sin darme cuenta de que no llevaba la rosa. Mientras me movía, una pequeña y provocativa sonrisa curvó sus labios: "¿Vas por mi, marinero?" Murmuró ella. Casi incontrolablemente di un paso hacia ella y entonces vi a Hollis Maynell. Estaba parada casi directamente detrás de la chica. Una mujer, ya pasada de sus 40, con cabello grisáceo bajo un sombrero gastado. Era más que regordeta, sus pies, con gruesos tobillos descansaban en zapatos de suela baja.




La chica del traje verde se iba rápidamente. Sentí como si me partiera en dos: mi deseo tan agudo de seguirla, y a la vez tan profundo mi anhelo por la mujer cuyo espíritu me había acompañado y apoyado.


Y ahí estaba ella. Su pálida y rolliza cara era gentil y sensible, sus ojos grises tenían un brillo cálido y amigable. No vacilé. Mis dedos apretaron la pequeña y usada copia de cuero del libro que era para identificarme con ella. Esto no sería amor, pero seria algo preciado, algo quizá mejor que el amor, una amistad por la que había, debía estar siempre agradecido.




Cuadré mis hombros, saludé y le ofrecí el libro a la mujer, aunque mientras hablaba me sentí ahogado por la amargura de mi decepción.




- "Soy el Teniente John X, y usted debe ser la Srta. Maynell. Estoy muy contento de que me pudiera conocer; ¿la puedo llevar a cenar? La cara de la mujer se ensanchó en una sonrisa tolerante.




- "No se de que se trata esto hijo" ella respondió, "pero la señorita del traje verde que se acaba de ir me rogó que usara esta rosa en mi abrigo. Y ella dijo que si usted me invitaba a cenar, yo le diría que le está esperando en el restaurante de enfrente. ¡Dijo que era una clase de prueba!"


No es difícil de entender y admirar la sabiduría de la Srta. Maynell. La verdadera naturaleza de un corazón se ve en su respuesta a lo no-atractivo.




"Dime a quien amas" escribió Houssaye, "Y te diré quien eres".


Anónimo

Mar añade:

Cuando leí esta historia me pareció realmente preciosa....pero todos sabemos que esta no es la realidad que nos rodea...y es una pena. A veces dejamos pasar personas maravillosas tan sólo por el hecho de que no sea "tan guap@" , porque aunque piense que la belleza de la persona está en su interior no damos oportunidades para conocer esa belleza .Y al fin y al cabo eso es lo que hace a una persona bella.....su interior

Alguien dijo: El que no lleva la belleza dentro del alma, no la encontrará en ninguna parte..

10 comentarios:

Raphaël de Valentin dijo...

Sí, Mar. Cuántas veces ocurre que nos cegamos por algo visualmente llamativo, y luego...

Será que me estoy haciendo mayor, pero creo que cada día le doy menos importancia a lo puramente físico o material, y me gustaría llegar al límite de que no me importe nada.

Será entonces cuando quizás me considere realmente completo.

Un beso.

Patri dijo...

Desgraciadamente hoy en día se mira el exterior de la gente nada más.

Se debería mirar más el interior y descubriríamos verdaderas joyas.

Besotessssssssssssssss

mar dijo...

Raphael: yo soy de esas personas que se enamoran de una voz..así que el físico no es algo que me condicione..como decia en el post la belleza del alma es la mas importante..

Patri: totalmente de acuerdo contigo...en este mundo hay verdaderas joyas...

Merche dijo...

Bueno, cierto es que la belleza interior es importante, pero oye, si la acompaña la exterior es miel sobre hojuelas o no?
No sé yo si podría enamorarme de alguien muy muy muy muy feísimo por mucha belleza interior que tuviera, claro que tampoco podría amar jamás a alguien hermosamente bello que careciera de esa belleza interior.
En fin que como diría el genial Aristóteles en el término medio está la virtud.

Besos dulce Mar

fire dijo...

Curiosamente ami jamas eme han atraido mucho las personas guapas...
no sé pr ke razon..siemnpre me parecieron algo inaccesibles o artificiales...
siempre me atrajeron las personas mas normales...siempre me hicieron sentir mas comoda mar...
la belleza es algo pasajero...con el tiempo todo se "estropea"...
el interior unicamente es lo k perdura...
un besico...

Gambutrol dijo...

Yo ya leí esta historia en otro blog y juraría que fue en el tuyo... pero no puede ser ¿verdad?... Qué raro... ¿Te has repetido o estoy yo confundido?.

Sea como sea, me gusta mucho esta historia... ya la comenté en su día y juraría que en este blog...XDDDDDDDDDDDDD

vanmar dijo...

"Dime a quién amas y te diré quien eres", bonita frase...

Pepi dijo...

las dos historias me han gustado, en la del teléfono el dichoso cartelito no me deja poner comentario,me ha parecido muy tierna y aunque el final sea triste, sigue siendo muy bella. En cuanto a esta, hace un rato hablaba con una amiga de que la gente solo se fija en lo que se ve, y la verdadera belleza, esa no se ve, tienes que tratar durante un tiempo a esa persona, para descubrirla, pero hoy sólo se mira el físico y así pasa lo que pasa. Besitos.

Sesé dijo...

Probablemente no sea la realidad que nos rodea, pero te aseguro que toda la gente que me quierepara encontrar belleza tiene que buscar muy adentro. Y sin embargo me quiere mucha gente. Algunos incluso, me aman.

kRoKeT dijo...

Creo que estas en lo cierto,
es una historia maravillosa y llena de sensaciones.
Cuanta razon tienes , nos preocupamos demasiado por el aspecto fisico , ya no solo por el nuestro sino por el de los demas,
pero tambien en la forma de bestir , en la clase social e incluso en el color de la piel.
Crweo que esto deberiamos llevarlo a todos los terrenos no solo al del amor.
Un simil son las historias de amOr en la red, en los blogg , con los coment y nuestras paginas llegamos a muchas partes, muchos de se enamoran de alguien sin rostro, de una palabras , de sus imagenes , sin pensar en como sera.

Como dijo Raphaël de Valentin sera que me estoy haciendo mayor.....
Un beso para ti hoy muy muy Cuerdo.

 
Abril 2008 | Diseñado por anita