SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna: El buscador

martes, 17 de julio de 2007

El buscador


Un día, el buscador sintió que debía ir hacia la cuidad de Kammir.


Él había aprendido a hacer caso riguroso a estas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió.


Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó, a lo lejos, Kammir.


Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó mucho la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadores; la rodeaba por completo una especie de valla pequeña de madera lustrada.

Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar...


De pronto, sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar.


El buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar entre los árboles.
Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de este paraíso multicolor.
Sus ojos eran los de un buscador, y quizás por eso descubrió sobre una de las piedras, aquella inscripción:


“Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días”.Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra, era una lápida. Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar.


Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla, decía:
“Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas”.


El buscador se sintió terriblemente conmocionado. Este hermoso lugar era un cementerio y cada piedra, una tumba.


Una por una, empezó a leer las lápidas. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto.


Pero lo que lo conectó con el espanto, fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los 11 años... Embargado por un dolor terrible se sentó y se puso a llorar.


El cuidador del cementerio, pasaba por ahí y se acercó; lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.


- No, ningún familiar; dijo el buscador. - ¿Qué pasa con este pueblo? ¿Qué cosa tan terrible hay en ésta ciudad? ¡¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre ésta gente, que los ha obligado a construir un cementerio de niños?!


El anciano se sonrió y dijo:


- Puede Ud. serenarse; no hay tal maldición... Lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré:


Cuando un joven cumple quince años sus padres le regalan una libreta, como ésta que tengo aquí, colgando del cuello.
Y es tradición entre nosotros que a partir de allí, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella:
a la izquierda, qué fue lo disfrutado...a la derecha, cuánto tiempo duró el gozo.


Conoció a su novia, y se enamoró de ella.

¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla?.

¿Una semana?, ¿Dos?, ¿Tres semanas y media?...

Y después..


la emoción del primer beso, el placer maravilloso del primer beso, ¿cuánto duró?, ¿el minuto y medio de beso?, ¿dos días?, ¿una semana?...


¿Y el embarazo o el nacimiento del primer hijo...?


¿y el casamiento de los amigos...?


¿y el viaje más deseado...?


¿y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano...?


¿Cuánto tiempo duró el disfrutar de estas situaciones...?
¿Horas?, ¿Días? ...


Así... vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos... Cada momento...
Cuando alguien se muere, es nuestra costumbre, abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba...


¡PORQUE ÉSE ES, PARA NOSOTROS, EL ÚNICO Y VERDADERO TIEMPO VIVIDO !!

Autor:desconocido.


“Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra.Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando;es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.”

Mar te dice al oido:


Al principio de empezar a leer esta historia...sentí como mi corazón se encogía, al acabar de leerla sólo podía decir...Quiero una libreta como esa!!! Qué bonito sería ir apuntando cada cosa maravillosa que nos ocurre en la vida para no dar tiempo a que se nos borre de nuestra memoria..y mas aún qué bonito poder decir cuánto duró esa agradable sensación.....

19 comentarios:

Alucard dijo...

No encuentro el rumbo que he de seguir, tal vez sea un sendero estrecho o una gran vereda, lo que sé es que ese camino me conducirá a encontrarme y a encontrar eso que desconozco pero sé que me espera.
Cada uno tiene esa libreta, tal vez no colgada del cuello, pero si en el alma y en el corazón donde guardamos cada bello momento que pasa por ese sendero misterioso que llamamos vida.Buen post me agrado bastante!

Sesé dijo...

Hace poco me regalaron una libreta. Ya la estoy llenando de números. Y me encante ver como la suma crece.
Un abrazo.

elvira dijo...

Que bonito conto Mar. Na senda dos outros que já nos vem habituando.Que bom seria termos todos nós um livro para anotar todos os nossos sentimentos. Porém eu penso que nós temos tendência para descrever longamente o que nos faz sofrer, e raramente escrevemos quando estamos muito felizes. É como se nós tivessemos em qualquer recanto do subconsciente, um certo egoísmo que nos leva a guardar os momentos mais felizes na nossa intimidade.
bjs

lagrimas de mar dijo...

me gustaría tener una libreta como esa para guardar todos mis buenos momentos

pero que pasa con los malos momentos, esos que aunque no tengas libreta es imposible borrar.
besos mar

lágrimas de mar

mar dijo...

Alucard: yo seguiré este ejemplo, empezaré a anotar mis buenos momentos para que no se olviden...

Sese: me alegro que te vaya tan bien con esa libreta.

Elvira: pues si, es una pena que no nos atrevamos a dejar salir todos nuestros buenos momentos..sera egoismo como dices?

Lagrimas de mar: yo aprendi que con los malos momentos tambien se vive..solo hay que dejarlos atras...

fire dijo...

Es lo que pasa...
que lo bueno lo olvidamos pronto...
sin duda dá mucho para pensar...
unb esazo mar...

kRoKeT dijo...

Yo la tenia , en ella apuntaba todo...lo bueno , lo malo , mis pensamientos tomando un cafe en una terraza, todo , un poema fugaz , el remedio contra los orzuelos de mi aguela ....
..todo, no ponia lo que duraban las cosas...
..nunca se me ocurrio, pero un dia recien llegado a Granaaa, hace bien poquito la perdi...no se como ni donde, siempre iba conmigo, llebaba mis tareas, las compras ,era parte de mi.
La verdad es que aun siento el vacio.
Lo que perdi es iremplazable.

Bruj@ dijo...

Definitivamente necesito una libreta asi... que hermoso cuento. De verdad me llegó. ^^

luz dijo...

A veces no tenemos a mano la dichosa libreta......por eso utilizamos el corazon para escribir en el, pero tanto escribimos que sobreescribimos y dejamos ocultos momentos que nunca deberiamos olvidar.

besos de luz

vanmar dijo...

Espero que en mi libreta no haya que sumar nada y sea una cuenta tan sencilla como saber el año en el que nací...

No sé si busco en mi vida, a veces simplemente voy mirando al suelo y encuentro.

Mar, espero que tengas muchas muchas libretas...

El Ruuuben dijo...

Lo puedes hacer perfectamente... Nuestra memoria es una libreta, es cuaestión de echar tippex (¿Se escribe así?) a los borrones.
Que sí, prieba, ya verás...

Besicos mañicos.

Merche dijo...

Dulce Mar también hay que apuntar las cosas menos maravillosas, muchas veces aprendemos en la vida mucho más a causa de los fracasos, decepciones, problemas, llantos y demás que de las alegrías, ciertamente todo ayuda a crecer y siempre hay un tiempo para reír y otro para llorar.

Besitos

Amor dijo...

podemos escribir también "las aventuras de google" y poner amor y mar y apuntar en la libreta tus comentarios y mis posts, tus posts y mis comentarios
amor a mar, amar a mar,
;-)
amor

RA dijo...

Hola Mar, gracias por el comentario de las 7 maravillas. Un placer. Me ha gustado mucho la historia que nos pones. Al final siempre nos quedamos con los momentos buenos. Yo vivo para tener buenos momentos, ojala mi vida fueran solo buenos momentos.

Saludos,
Ra

Garfio dijo...

Estoy de acuerdo con Alucard. Yo tiendo a acordarme de los momentos buenos. No los contabilizo, pero los recuerdo. De todas formas, el cuento me ha encantado. Saludos.

mar dijo...

Fire: yo procuro no olvidar nunca lo bueno..

Kroket: lo mejor es empezar una de nuevo aunque como tu dices lo perdido es irremplazable.

Bruja: me alegro que te guste.Gracias por tu visita.

Luz: mi corazón es enoooormeee para poder meter en él muchas cositas buenas....

Vanmar: todas las compartire con vosotros..

Ruuuben: lo mejor en las cosas malas como tu dices borron y cuenta nueva...

Amor: no se yo que exito tendria esa libreta...mis comentarios son un poco sosos a veces.

Ra: te deseo que tu vida sea solo de buenos momentos. Gracias a ti por tu visita.

Garfio: al fin y al cabo lo mejor de la vida es acordarse solo de lo bueno y disfrutar de eso mientras se pueda.

Ana R dijo...

Creo que de alguna manera todos lo hacemos, en la memoria.Sólo que olvidamos, luego, hacer recuento...

Gracias por tus palabras en mi espacio.
Un abrazo

allen dijo...

Soy un cúmulo de errores, pero en este caso, debo confesar que yo ni tengo libreta para apuntar cada instante que recordar... Ni he sabido ir por esat vida sin buscar... Quizá la ausencia de felicidad se debe a que siempre estoy buscando... y por lo tanto espero que llegue algo que hasta ahora no ha llegado...

Patri dijo...

Yo prefiero disfrutar el día a día, que cada uno sea un placentero momento.

Besotessssssssssssss

 
Abril 2008 | Diseñado por anita