SI QUIERES DISFRUTAR DE MI ECLIPSE, COGE ASIENTO MIRA AL CIELO Y COMIENZA A DISFRUTAR DEL MARAVILLOSO ESPECTACULO QUE TE BRINDAN LAS ESTRELLAS eclipse de luna: La fuerza del amor

jueves, 28 de junio de 2007

La fuerza del amor



En un día caluroso de verano en el sur de la Florida un niño decidió ir a nadar en la laguna detrás de su casa. Salió corriendo por la puerta trasera, se tiró en el agua y nadaba feliz. No se daba cuenta de que un cocodrilo se le acercaba.


Su madre desde la casa miraba por la ventana, y vió con horror lo que sucedía. Enseguida corrió hacia su hijo gritándole lo más fuerte que podía.


Oyéndole, el niño se alarmó y miró nadando hacia su madre. Pero fue demasiado tarde.
Desde el muelle la madre agarró al niño por sus brazos justo cuando el caimán le agarraba sus piernitas. La mujer empujaba hacia ella, con toda la fuerza de su corazón. El cocodrilo era más fuerte, pero la madre era mucho más apasionada y su amor no la abandonaba.


Un señor que escuchó los gritos se apresuró hacia el lugar con una pistola y mató al cocodrilo. El niño sobrevivió y, aunque sus piernas sufrieron bastante, aún pudo llegar a caminar.


Cuando salió del trauma, un periodista le preguntó al niño si le quería enseñar las cicatrices de sus pies. El niño levantó la colcha y se las mostró. Pero entonces, con gran orgullo se remango las mangas y señalando hacia, las cicatrices en sus brazos le dijo: "Pero las que usted debe ver son estas".


Eran las marcas de las uñas de su mamá que habían presionado con fuerza.
"Las tengo porque mamá no me soltó y me salvó la vida".


Autor: Desconocido

Mar añade:

En ocasiones lo que más duele son las huellas del amor, y las que más cuesta olvidar, aunque como hemos visto en este post no siempre es así....yo me quedo con estas huellas de amor ¿¿¿y tú???
.

11 comentarios:

Raphaël de Valentin dijo...

Las huellas de la bonita historia que hoy nos traes son las del amor de una madre, no hacen daño, no duelen.

Las otras, son más difíciles de olvidar, pero también hay que vivirlas.

Creo que me quedo con ambas, aunque las segundas sean muy duras.

Un beso.

Patri dijo...

Pues como tú, también me quedo con las cicatrices de los brazos.

Besotessssssssssssss

lagrimas de mar dijo...

una madre daría su corazon por un hijo
yo me quedo con las heridas que le hizo su madre
besos

lágrimas de mar

Gambutrol dijo...

Mira te voy a contar una historia VERÍDICA: Una vez había un niño que estaba jugando con una pelota o que se yo y estaba escuchando un diskman o mp3 da igual... no oía nada solo la música. Se tumbó en la hierva a tomar el sol a la vez que un tractor se acercaba a él. El conductor del tractor no veía al niño y el niño no oía al tractor. Pero el padre apareció por allí y como el niño no oía nada corrió hacia él y justo en el momento en que la rueda del tractor iba a pasarle por encima, el padre (no se sabe como), levantó el tractor con los brazos de tal manera que la rueda solo le hizo un rasguño en la cara y pasó por encima de su cuerpo...

Ahí está. Más o menos viene a ser lo mismo.

mar dijo...

Gambutrol: que bonito..es la fuerza del amor de los padres..

mar dijo...

Rahpael: por muy duras que sean se aprende a solventarlas...

Patri: claro, otra coincidencia..jeje

Lagrimas de mar: yo no soy madre pero creo que la mia lo haria por mi

Ana R dijo...

Toda la fuerza del instinto protector dejo huellas indelebles...

Me gustó

Un abrazo

merche dijo...

Me voy a repetir, pero, no se me ocurre nada más original, y esto es que el amor, el verdadero, el incondicional, el auténtico, el que vale más que nada, el que va delante de todo, el que antepones a cualquier cosa, el que vale más que tú propia vida, el que te hace la persona más feliz, el que te hace la persona más desgraciada, el que más te colma, el que más te destroza... etc. etc. es El único amor verdadero, es el que se siente, el que se tiene por y hacía los hijos.

el chico de la chaqueta azul dijo...

Qué final tan sorprendente y qué bueno, me ha gustado..un besito

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Por supuesto, me quedo con la fuerza del amor y si es como el mío que dura ya 14 años, pues mejor, con sus momentos buenos, con los menos buenos, pero siempre teniendo en cuenta lo que se llava dentro que no es poco. Me ha encantado la historia. Besos.

fire dijo...

Ay mar...
no sé k decirte...
de momento yo tngo unas heridads de amor...k me estan impidiendo vivir mi vida con normalidad....
no sabria decirte...ahora mismo estoy bastante condicionada....
kizas con el tiempo lo vea de modo diferente...
pero k sepas k las heridas de amor.."amor del bueno"...
son terrorificas y dificiles de sobrellevar...
:-(

 
Abril 2008 | Diseñado por anita